martes, 10 de abril de 2007

Adquiriendo compromiso con la palabra


Evitando ser ambigua. Diciendo. Afirmando. Valorando. Dando juicio. Evitando en mi cotidianidad el típico discurso del psicólogo que dice sin decir, o bien, que no dice en su decir, que no dice de su sentir.

Soy yo. Diciendo lo que creo, lo que siento, lo que sufro. Por lo que lucho. Por lo que vivo. Soy yo hablando de lo que me hace sentir viva y lo que me podría acabar. Soy yo expresando mis temores, mis dudas, mis preguntas. No importa se les parezco cursi. No importa si sueno muy beligerante. No importa si creen que soy fría, o que estoy loca de remate.

Soy yo, adquiriendo compromiso con mi palabra. Una palabra que ya no desgasta. La misma palabra que antes cansaba sostener y que ahora deleita. Mi palabra. La mía. De nadie más. Acá estoy yo sosteniendo mis sentires, mis creencias, mis ideas. Dejando evidencia de lo que soy, y que luego serán rastros de lo que fui. Soy yo exponiendo a los otros, a ustedes, mis luchas/temores/dudas/sueños. Soy yo exponiéndome.

Soy yo sosteniendo mi decir, aunque más adelante me lean y encuentren contradicciones en mi discurso, entre un discurso y otro. Si yo -al releerme- encontrara tales contradicciones, estaría muy satisfecha de ello, porque al final de eso se trata: de crear un cambio con la palabra. De ampliar visión y enriquecerse. De dialogar con otros y tomar lo que se reciba, lo que se te devuelva, para crear otra cosa, algo nuevo. Lo que se dijo y algo más, debiera salir de la escritura y del intercambio de palabras con otros.

Esta soy yo adquiriendo compromiso con la palabra.

3 comentarios:

Neon dijo...

Bueno el psicólogo no tendría porqué decir de su sentir....
Pero tu apuesta es valiente y sobre todo muuuuuy positiva. Y no hablo de positivismo, hablo de que todo está en positivo, sos vos activamente haciendo, diciendo, asumiendo, sosteniendo, sintiendo. Todo taaaan activo.
Nunca pensaste que la ambigüedad, el decir a medias, el dejar que ciertas cosas caigan por su propio peso en vez de sostenerlas, podría abrir vacíos interesantes?
You might wanna try it some time.

Edder dijo...

Adquirir el compromiso con la palabra
incluso con la palabra mal hecha
que el verbo se haga carne
que se materialize como de nube a lluvia, exprimir la palabra en cada acción que uno hace, comprometerse con la palabra es no dejar que su silueta se desarme, comprometerse con la palabra es sentir en profundidad todo lo que se dice, comprometerse con la palabra es dejar de depender de la palabra de otro, por eso resulta tan difícil el compromiso con la palabra

Saludos y adelante!!

Crisálida dijo...

Hermoso comentario Edder....gracias!